FOTO_PRESIDENTE

Presento la Memoria de Labores correspondiente al período comprendido del 1 de enero al 31 de diciembre de 2017, reflejando un compendio del quehacer institucional realizado, en favor de nuestra población pensionada y cotizante, afiliada al Sistema de Pensiones Público, administrado por el INPEP.

Al 31 de diciembre se registró una población cotizante de 6,582 y una población pensionada de 53,208; reflejando una disminución en la población cotizante de 1,165 equivalente al 15.0%, con relación al año 2016.

Los pagos previsionales ascendieron a $297,043,024.40, superiores en $14,967,349.40, equivalente al 5.3% con relación al año 2016, como efecto principalmente de los fondos transferidos a las Administradoras de Fondos de Pensiones; así como a la aplicación de incentivos monetarios por retiro voluntario, estipulados en las Disposiciones Transitorias de una Compensación Económica por Retiro Voluntario de Docentes del Ministerio de Educación.

Se tramitaron y aprobaron 2,004 nuevas pensiones. Al mismo tiempo, se emitieron a las Administradoras de Fondos de Pensiones 1,303 Certificados de Traspaso; estos en reconocimiento por el tiempo cotizado al Sistema de Pensiones Público y Certificados Complementarios para equiparar las pensiones de vejez.

Se atendieron solicitudes de afiliados al INPEP e ISSS próximos a cumplir con los requisitos para pensionarse;  efectuando búsquedas de tiempos de servicio en la base de datos del historial laboral, áreas de microfilm, archivo y recaudaciones; emitiendo un total de 25,650 historiales, de los cuales 2,836, de los afiliados atendidos, equivalente al 11.1%, corresponden a personas cotizantes del INPEP.

El Instituto cuenta con una serie de programas: sociales, gerontología social, atención integral, así como actividades de calidad para nuestra población pensionada y cuidadores; orientados a impulsar la participación, la solidaridad, la recreación y el desarrollo de sus capacidades físicas e intelectuales; instruyéndoles a utilizar su tiempo libre, fomentar conductas de auto cuido y de relaciones interpersonales gratificantes; facilitándoles el desarrollo social, personal y de convivencia con otras personas, procurándoles un envejecimiento saludable e independiente en las actividades de la vida diaria.

En el marco de los programas sociales, a través de las visitas domiciliarias acercamos los servicios de verificación de sobrevivencia y estado familiar a las personas que reportaron limitaciones físicas y de salud para su desplazamiento, en zonas urbanas o rurales; así como a través de un total de 64 INPEP Móviles, visitando aquellos lugares del país donde no contamos con oficinas administrativas, o bien que concentran un número significativo de esta población; ofreciendo a su vez, soluciones a quienes residen en zonas de difícil acceso para ser visitadas, con la finalidad de que tengan su pago mensual oportunamente.

Con el Programa de Gerontología Social, se orienta y contribuye con nuestra población pensionada, hacia un envejecimiento digno y con calidad de vida, que disminuya los niveles de dependencia que demandan de sus familiares, identificando a personas en situación de vulnerabilidad y a sus cuidadores a través de las visitas domiciliarias realizadas.

De forma permanente se desarrollan programas de esparcimiento y recreación consistentes en talleres formativos y de geroturismo, así como una serie de actividades de carácter cultural y social, contribuyendo de esta manera con la población pensionada a mejorar su funcionamiento, independencia y bienestar.

Para un mayor acercamiento con la población pensionada, asegurada y derecho-habiente, además de nuestra Oficina Central, se cuenta con el Centro de Día “Santa María”, en San Salvador, y nueve Oficinas Departamentales en el interior del país. Así como con un Centro Recreativo en la Costa del Sol; donde se desarrollan diferentes actividades de carácter social, cultural y recreativo.

Con relación al trabajo de voluntariado de pensionadas y pensionados, el Comité de Atención Social, junto a autoridades del Instituto, celebró el natalicio de seis personas pensionadas mayores de cien años, a quienes desde la fecha de su retiro el Instituto les ha cumplido con el pago oportuno de sus pensiones vitalicias.

Con el propósito de brindar una mejor atención, se incorporaron al sistema biométrico de validación de identidad nuevos pensionados mediante la captura e ingreso de huellas digitales de las personas pensionadas y beneficiarias; con ello se logró hacer más ágil el control de sobrevivencia y estado familiar, brindando mayor seguridad y transparencia en los pagos de pensiones.

Referente a la infraestructura física, se realizaron mejoras consistentes en reparación de una sección del muro perimetral de la Oficina Central del INPEP ubicada en San Salvador, permitiendo mayor seguridad y control en las instalaciones; remodelación de espacios físicos creando ambientes agradables para la atención a nuestros afiliados, afiliadas y público en general.

Concluyo manifestando mi reconocimiento y agradecimiento al Gobierno de la República, por el apoyo en el cumplimiento de las obligaciones previsionales contraídas con nuestra población pensionada; a las señoras y señores miembros de la Junta Directiva y del Consejo Superior de Vigilancia por el acompañamiento en la gestión realizada y al personal del Instituto por la dedicación al trabajo.

 

 

Atentamente,

Lic. Andrés Rodríguez Celis